Aunque esta noticia lleva circulando ya varias semanas, hoy apareció entre las notas principales de El Norte.com, el periódico de mayor circulación de Monterrey (probablemente en Reforma también, publicación hermana de México DF) acerca de la apertura de la “embajada” sueca en SL.

Abre Suecia embajada en Second Life
El país escandinavo se convierte en el segundo en el mundo en abrir una embajada en Second Life, después que Maldivas lo hiciera recientemente

Embajada

[AFP] Estocolmo, Suecia (30 mayo 2007).– Suecia abrió una embajada en Second Life, el popular mundo virtual en internet, con el fin de proveer informaciones sobre el país a los “residentes”, cibernautas que se pasean por sus pantallas bajo una segunda identidad.

“(Second Life está) apenas empezando, todavía no conocemos todo su potencial, de la misma forma que hace 10 años no conocíamos el potencial de Google”, indicó el Ministro de Relaciones Exteriores, Carl Bildt, en una ceremonia en Estocolmo para presentar la misión diplomática.

embajador suecia

El país escandinavo se convierte en el segundo en el mundo en abrir una embajada en este sitio internet, después de que Maldivas lo hiciera la semana pasada.

El edificio de la misión sueca, llamado Second House de Suecia, se encuentra en una isla virtual de 64 hectáreas y está inspirado en su embajada real en Washington.

En su interior, se presentarán exposiciones y otros actos culturales organizados en el país, así como empresas y suecos famosos. Sin embargo, la embajada no tendrá una función política, ni proveerá pasaportes o visados.

Second Life, con casi 7 millones de “residentes”, ya ha atraído a numerosas multinacionales, universidades y partidos políticos que buscan llegar a un sector más amplio para promocionar sus actividades.

Me encanta la visión del ministro de Relaciones Exteriores (que aparece arriba con su avatar proyectado atrás de él) al comparar el potencial de SL al de Google hace 10 años. A lo mejor la comparación es menos apta que compararla al Internet hace 10 años, ya que al final del día SL es una plataforma más que una herramienta. Con el tiempo y con nuevas tecnologías que se vayan implementando (por ejemplo, Mono) se habilita la creación de herramientas cada vez más sofisticadas en SL o entre SL y RL.

Tampoco perdamos de vista que SL ha sido acogido muy fuértemente por los europeos, según las estadísticas de población que publica LL.

Ahora, vale la pena pensar: si un gobierno está dispuesto a poner una embajada, ¿cuánto falta para que decida poner una oficina de Hacienda?